¿Puedo viajar con una Mini Caravana en la nieve?

Los viajes en mini caravana eliminan ciertos límites que existen para los viajes convencionales. Sin duda, es de las formas de viajar que mayor libertad ofrece, permitiendo decidir los destinos sin restricciones, programando una ruta adaptada a las necesidades de cada persona y tomando decisiones sobre la marcha sin problemas.

Entonces bien, dentro de las bondades de los viajes en mini caravana está poder hacerlo en cualquier época del año. Basta con escoger destinos que se disfruten en la estación donde uno decida viajar y tener una aventura llena de recuerdos únicos.




Por supuesto, es muy común que los viajeros que están comenzando en el mundo de las mini caravanas se pregunten: ¿puedo viajar con una mini caravana en la nieve? La respuesta es sí, el invierno se puede disfrutar tal como en las otras estaciones con tu mini caravana Caretta, basta con escoger destinos que se disfruten en esa época y tendrás un viaje excelente.


A continuación, nos centraremos en detallar algunas recomendaciones para los viajeros en mini caravana que quieren recorrer la carretera con nieve.

Equipar todo pensando en la nieve

Al viajar con nieve, es importante equiparse con los abrigos y la ropa adecuada para mantenerse cómodo durante todo el viaje. Asimismo, se deben llevar las sábanas térmicas como plumones para la cama de la mini caravana.


Usar cadenas para la nieve

Las cadenas para la nieve son indispensable cuando se viaja en estas condiciones. Permiten un mejor agarre de los neumáticos y evita que el vehículo deslice sin control por la nieve. De hecho, se pueden usar cadenas de nieve o bien neumáticos de invierno. De esta forma, se puede conducir con más tranquilidad y la nieve no será un problema para el vehículo ni la mini caravana.

Lubricar las cerraduras exteriores y bisagras

Es importante tomarse el tiempo de lubricar las cerraduras exteriores y las bisagras del coche y la mini caravana con frecuencia. Así, se evita que la humedad y el agua penetren en ellas, llegando a congelar las puertas y bloqueándolas. Asimismo, se recomienda taponar los agujeros de las llaves con cinta aislante en las noches, esto evitará que se congele y genere un problema.

Evitar que se congelen los depósitos de agua

Es muy común enfrentarse al problema del congelamiento de los depósitos de agua cuando se viaja en mini caravana. Por supuesto, se debe evitar a toda costa que esto ocurra, ya que esos son los depósitos de agua con los que se cuenta para las tareas diarias. En ese sentido, es recomendable llevar los depósitos vacíos para los viajes cortos y buscar zonas donde se puedan llenar para el uso inmediato. De lo contrario, en un viaje largo, se pueden llevar llenos y mantener el boiler encendido para evitar que se congelen.

Asimismo, se puede usar un anticongelante especial para agua potable. Esto evitará que se congele el agua del depósito y podrá usarse en cualquier momento. Por supuesto, todo dependerá del tipo de viaje que hayas planeado en términos de duración.