El placer de cocinar en una Minicaravana

Tanto las escapadas de fin de semana en minicaravana como las estancias más largas durante las vacaciones son perfectas para disfrutar de la naturaleza. Pasear por la montaña, visitar pueblos medievales, ir a la playa... son algunas de las fantásticas actividades que puedes hacer cuando estás fuera de casa. Pero ir de acampada en una pequeña caravana también es una gran oportunidad para cuidar nuestra mente y nuestro cuerpo cocinando al aire libre junto a la familia y los amigos. Y es que, la comida en el camping sabe diferente, simplemente más rica. Pero no solamente en verano, sino también durante los meses más fríos de otoño e invierno. 


Todos sabemos que uno de los pilares de llevar una vida saludable es comer bien. Comer sano no es nada más que un estilo de vida en el que proporcionas a tu cuerpo lo que necesita para mantenerte sano, en forma y feliz. ¿No te gustaría poder degustar tu plato preferido mirando al mar? Esto es posible con una micro caravana teardrop.

 

 

Para muchas personas ir de camping y recorrer el mundo entero sobre cuatro ruedas es sinónimo de comer mal. Creen que en la caravana sólo se pueden preparar un bocadillo y comerse una bolsa de patatas fritas de acompañamiento. Pero en realidad se pueden cocinar recetas muy sabrosas y saludables en la cocina de las minicaravanas Caretta, ya que es más cómoda y está mejor equipada que las que ofrecen las caravanas de gran tamaño. El motivo es muy simple. La cocina de nuestras mini caravanas está situada en el exterior, en la parte trasera del vehículo. Sólo hace falta abrir el portón de atrás para descubrir una gran cocina equipada con dos fogones, un fregadero con agua corriente, una encimera de madera donde trabajar con amplitud, una nevera y varios armarios para almacenar tanto utensilios de cocina como alimentos. Aquí podrás cocinar de una manera más limpia y ordenada, sin tener que preocuparte por la extracción de humos ni manchas de aceite. Y te sentirás a resguardo gracias al portón de la caravana, que hace de techo.


Si te fijas en los propietarios de grandes caravanas te darás cuenta que la inmensa mayoría de ellos cocinan con un pequeño mueble plegable en el exterior. Muchos te confirmarán que sólo utilizan la cocina de dentro para calentar un poco de leche o para prepararse un te. Y es que, al cocinar dentro quedan olores y suciedad, no sólo en la cocina, sino también en el resto del interior de la caravana. Entonces, ¿qué sentido tiene dedicar un espacio dentro de la caravana para tener una cocina que apenas se utiliza? Pues la verdad es que ninguno.


Tanto cocinar como comer al aire libre es uno de los mayores placeres en esta vida. A todo el mundo le gusta disfrutar de esta experiencia cuando pasa unos días de vacaciones en minicaravana. La carne, el pescado y las verduras saben diferente, absolutamente deliciosos. Además, los niños comen más y mejor. Para ellos resulta toda una aventura el hecho de cocinar en plena naturaleza.

 

 

 


Las minicaravanas Caretta ofrecen un modo de cocinar simpático y divertido, a la vez que manejable y limpio. Una comida al aire libre tiene sus atractivos basados en la informalidad de unos comensales que muchas veces también son todos cocineros. Hay pocas cosas en esta vida más bonitas que el hecho de compartir buenos momentos rodeados de las personas a las que más queremos. Así que, regala una gran experiencia a tu paladar viajando en una pequeña minicaravana.
 

Share on Facebook
Share on Twitter
Please reload

Featured Posts

¿Por qué elegir Caretta de entre todas las firmas de minicaravanas?

April 5, 2018

1/2
Please reload

Recent Posts