¿Por qué nuestras minicaravanas Caretta están recubiertas de fibra de vidrio y no de aluminio?

Todas la caravanas cuentan con un revestimiento exterior que las protege de las condiciones climáticas externas y les proporciona el aislamiento necesario para que sean habitables por dentro. Actualmente los dos materiales más utilizados son la fibra de vidrio y el aluminio. Pero, ¿sabes realmente cuáles son las diferencias entre ambos materiales? Te lo contamos a continuación.

 

FIBRA DE VIDRIO

Se trata de un material que ofrece una alta resistencia y protección incluso en condiciones extremas. Las caravanas Caretta pueden almacenarse al intemperie sin que por ello se vea afectada su vida útil.

 

 

La fibra de vidrio es además el mejor aislante térmico, eléctrico y acústico que existe.

Como aislante térmico, tiene unos valores de conductividad cercanos a cero (0,03-0,07 λ ). En verano, las minicaravanas hechas con este material mantienen muy bien el frescor en su interior, mientras que en invierno no permiten la entrada de frío desde el exterior.

 

La fibra de vidrio es 100% aislante eléctrico, garantizando así un entorno fiable y seguro.

En cuanto al aislamiento acústico, al ser un material elástico y laminado, tiene unos valores inmejorables de absorción y amortiguación de las ondas sonoras.

 

ALUMINIO

Las caravanas recubiertas de aluminio presentan el mismo acabado liso y elegante que las de fibra de vidrio pero tienen el inconveniente de que cualquier golpe que reciban, por pequeño que este sea, dejará una abolladura para siempre. En este sentido, el aluminio es un material muy sensible, extremadamente débil incluso ante fenómenos meteorológicos. Un día de fuerte lluvia o un poco de granizo destrozarán la caravana para siempre. No es recomendable, por tanto, que una caravana de este material duerma al intemperie.

 

 

Si antes hablábamos de la fibra de vidrio como un excelente aislante térmico, eléctrico y acústico, en este caso podemos decir que es justamente lo contrario.

 

El aluminio tiene uno de los valores más altos que existen de conductividad térmica, concretamente 209,3 λ , sólo superado por el cobre, el litio, la plata y el oro. Esto significa que en verano se calienta de sobremanera, transmitiendo el calor al interior y en invierno ocurre lo mismo con el frío.

 

Este material es 100% conductor eléctrico, con los riesgos que conlleva tanto de elementos externos como de instalaciones eléctricas de la propia caravana.

 

El aluminio tampoco se caracteriza por ser un buen aislante acústico sino más bien todo lo contrario. La sensación de eco que produce (sonido de lata) es debido a la propagación de las ondas sonoras.

 

Otro problema que tiene el aluminio es lo costoso y complicado que resulta arreglarlo, de manera que si tienes que reparar una abolladura, una grieta o un pequeño agujero tendrás que cambiar la plancha entera. Y esto resulta muy caro.

 

El único motivo por el cual está justificado el uso de aluminio como recubrimiento de una caravana es simplemente estético pero en contrapartida tiene muchos problemas prácticos.

 

Por todo ello, la fibra de vidrio se postula como el mejor material de recubrimiento. Un hecho diferencial de calidad muy importante frente a caravanas recubiertas de aluminio.

Share on Facebook
Share on Twitter
Please reload

Featured Posts

¿Por qué elegir Caretta de entre todas las firmas de minicaravanas?

April 5, 2018

1/2
Please reload

Recent Posts