Slow Travel y cómo practicarlo con tu Mini Caravana

Mucha gente se pregunta qué es el slow travel, qué aporta, por qué gusta tanto a quienes lo practican y cómo se lleva a cabo. Intentaremos dar respuesta a todo ello, animándote a que te lances a vivir esta maravillosa experiencia en tu próxima escapada con tu mini caravana.

 

Los seguidores de esta tendencia, como cualquier otro viajero, buscan maximizar el tiempo durante sus escapadas. Pero contrariamente a la tendencia que consiste en hacer tantas cosas como se puedan en una semana, ver el máximo número de atracciones turísticas en menos días o maximizar las ciudades que han pisado a lo largo de su viaje, el slow travel busca escoger sobre la marcha unas pocas experiencias, las que más aporten, y hacerlo basándose en la calidad y no en la cantidad. Pero, sobre todo, disfrutar de ellas en profundidad.

 

En este sentido, una mini caravana te permite vivir tu viaje con la máxima libertad, parando dónde más te apetezca en cada momento, y sin necesidad de seguir un programa predeterminado concreto. Y es que, al fin y al cabo, un mini trailer teardrop te da la tranquilidad de llegar la casa contigo.

 

Los amantes del slow travel no comparten la idea de correr de un monumento a otro para hacerse una foto y poder decir: “he hecho esto”, “he estado allí”. Para ilustrarlo, un buen ejemplo de slow travel podría ser viajar con tu mini caravana hasta encontrarte con un bonito pueblo. Parar, pasear, comer en algún lugar dónde los habitantes frecuenten, conversar con ellos, aprender de su vida, su historia, sus tradiciones. Y, si te gusta el lugar y te apetece, quedarte un par de días o tres, sin preocuparte por lo que has visto o lo que has dejado de ver. Una vez más, al llevar la cama contigo, no tendrás la necesidad de cumplir con horarios de tu próxima reserva de hotel.

 

 

PERO, PROFUNDIZADO UN POCO MÁS, ¿QUÉ ES EL SLOW TRAVEL?

 

El slow travel implica una total inmersión y fusión con tus experiencias, prolongándolas tanto como te apetezca, muchas veces con gente local pero no siempre.


Al viajar de esta forma, no siempre visitas las atracciones turísticas o los destinos más populares. Y, si lo haces, será a tu manera, con el fin de vivirlo con la máxima pureza.


Slow travel significa empaparte del lugar, abrazar lo que tienes a tu alrededor, disfrutar incluso de las cosas más simples y aparentemente insignificantes, sin importar lo populares o conocidas que sean.


No es imprescindible andar rápido, aunque puedes hacerlo si te apetece. Pero nunca porque tienes un programa predefinido que te obliga a correr sin vivir las experiencias en profundidad.


De poco sirve ver mucho si no puedes entender nada. La entera experiencia de un artista contándote el significado de una sola de sus obras es mucho más enriquecedor que la visión de infinitas obras sin entender qué se esconde detrás.
La conexión con la gente que tendrás al pernoctar con tu mini caravana no podrá dártela nunca el mejor de los hoteles. Conocer a gente significa comunicarse, establecer vínculos, vivir... De otra forma sería una experiencia estéril. Y es que sólo hablando con la gente local, observando qué hacen y cómo lo hacen, podemos entender la cultura del lugar.

 

Descubre aquí nuestras mini caravanas, la mejor forma de disfrutar del slow travel.

Share on Facebook
Share on Twitter
Please reload

Featured Posts

¿Por qué elegir Caretta de entre todas las firmas de minicaravanas?

April 5, 2018

1/2
Please reload

Recent Posts
<