Viajar de noche con una mini caravana: consejos de seguridad.

Viajar de noche con nuestra mini caravana, ya sea en dirección al destino o de vuelta a casa, puede ayudarnos a evitar ciertos problemas. Algunos de ellos son las aglomeraciones de coches en hora punta, con los consecuentes atascos; la pérdida innecesaria de tiempo en carretera; o la disminución de posibles accidentes derivados de tanto tráfico.

 

Pero cuidado, circular de noche puede a su vez puede comportar otros riesgos derivados de la disminución de visión o los problemas del cansancio, ambos responsables de la mayoría de los accidentes que se producen de noche.

 

 

Con el fin de realizar el desplazamiento sin sobresaltos, beneficiándonos de las ventajas y minimizando los riesgos que supone, os ofrecemos un serie de consejos que te ayudarán a dsfrutar de una conducción segura y correcta con tu conjunto de coche y caravana de dos plazas:

 

REVISA COCHE Y MINI CARAVANA ANTES DE SALIR

Asegúrate de que todo está en orden: presión de las ruedas, sin luces fundidas, el enganche correctamente acoplado y enchufado... Sólo te llevará unos minutos y es de suma importancia.

 

SÉ CONSCIENTE DE LAS LIMITACIONES VISUALES

En condiciones normales diurnas, más del 90% de la información que recibimos al volante es visual. La sensación de luminosidad, los colores y la agudeza visual nos ayudan a estar alertas ante posibles accidentes. De noche, estos procesos se reducen, la vista tiene que trabajar más y en consecuencia nuestro cerebro. La oscuridad, además, puede evitar que veamos cualquier objeto peligroso en medio de la calzada. Así que es básico ser muy conscientes de estas limitaciones y actuar con prudencia detrás del volante.

 

MANTÉN LIMPIOS CRISTALES Y FAROS

Y hazlo tanto del coche como de la mini caravana. Unos cristales limpios permitirán que veas mejor y evitaran múltiples reflejos. Además, los faros sin suciedad iluminarán más y permitirán que el resto de coches vean con más facilidad cualquier señalización que realices.

 

REVISA LA ALTURA DE LAS LUCES

Los faro deben estar bien reglados, de lo contrario no tendrás buena visibilidad y puedes deslumbrar al resto de vehículos que circulen por la carretera.

 

AUMENTA LA VIGILANCIA

Al conducir en condiciones de mínima visibilidad debes extremar la vigilancia. Así podrás prever cualquier vehículo que se acerque a ti y actuar en consecuencia.

 

REALIZA TANTAS PARADAS COMO SEA NECESARIO

Debes descansar como mucho cada hora y media. No obstante, y teniendo en cuenta que conduces de noche, permítete incluso descansar con más frecuencia. No olvides revisar tu conjunto de coche más trailer camper en cada parada.

 

CONDUCE A UNA VELOCIDAD REDUCIDA

De noche las limitaciones de visibilidad son importantes. Por lo tanto, deberías conducir a una velocidad que te permita frenar dentro del campo de visión que te ofrecen tus faros. Si no cumples con esta norma, podrías tener un accidente por este mero hecho. La velocidad máxima tendría que ser no superior a 90 Km/h. En otras vías más lentas, al menos un 20% menos de la máxima permitida.

 

DE NOCHE, CON LLUVIA, EXTREMA TODAVÍA MÁS LAS PRECAUCIONES

La velocidad debe ser incluso inferior para evitar accidentes. Ten en cuenta que la visibilidad de noche es poca, con lluvia incluso menos, y que además la calzada está mojada.

 

EVITA ENCENDER LUCES EN EL INTERIOR DEL COCHE

Estas reducirán tu visibilidad y provocarán múltiples reflejos en el cristal del coche. Si tu coche lo permite, minimiza también la intensidad de la luz del salpicadero. Cuanta menos luz tengas dentro, mejor será tu visibilidad en el exterior.

 

MANTÉN LA DISTANCIA DE SEGURIDAD ADECUADA

En condiciones normales, la distancia de seguridad mínima debería ser como mínimo de 3 segundos respecto al vehículo que nos precede. De noche, esta distancia tendría que ser todavía mayor. Además, aunque se trate de una mini caravana sin mucha incidencia, es aconsejable reservar un mayor tiempo/espacio para la frenada.

 

EVITA DORMIRTE AL VOLANTE

La conducción de noche suele ir acompañada de cansancio tras una larga jornada. Calcula bien tus posibilidades, si es preciso no conduzcas. Si lo haces, intenta mantener una conversación con el resto de ocupantes del vehículo. En su defecto, escucha la radio. Una buena ventilación ayudará a que estés más despejado.

 

CUIDADO CON LOS CICLISTAS

De noche no encontraremos muchos ciclista pero si lo hacemos ten en cuenta que son muy vulnerables. Así que, si te cruzas con uno, reduce drasticamente la velocidad y adelanta sólo cuando sea muy seguro para ambos, dejando bastante más del 1,5 metros de distancia de seguridad que marca la ley. Recuerda que además llevas un mini trailer detrás y el ciclista no se lo espera. Adelantarlo a una muy baja velocidad le dará seguridad y tú sólo “perderás” unos pocos segundos.

Share on Facebook
Share on Twitter
Please reload

Featured Posts

¿Por qué elegir Caretta de entre todas las firmas de minicaravanas?

April 5, 2018

1/2
Please reload

Recent Posts