7 Reglas no escritas para viajar en mini caravana

Viajar en mini caravana es una experiencia única, representa una buena forma de conectarse con la naturaleza y conocer lugares totalmente nuevos.

Por supuesto, los viajeros más experimentados tienen algunas costumbres que facilitan el viaje y lo hacen más cómodo. Sin embargo, son prácticas que se adquieren con el tiempo y no se suelen aprender hasta después de cierto tiempo de experiencia.

A continuación, describiremos las 7 reglas no escritas para viajar en mini caravana que harán tu experiencia más cómoda y segura.




1. Revisar el coche y la mini caravana antes de salir

Antes de comenzar el viaje, es conveniente hacer una revisión preventiva al coche para verificar el estado de los frenos, la presión de los neumáticos, el nivel de aceite y todos los otros aspectos que se consideren pertinentes.

Asimismo, es conveniente revisar la presión de los neumáticos de la mini caravana y la zona del enganche al automóvil. Todo esto, es una práctica habitual para quienes viajan en mini caravana para reducir el riesgo de un desperfecto mecánico que les arruine el viaje.

2. Guardar todo en los compartimentos interiores de la mini caravana

Las mini caravanas tienen compartimentos interiores que sirven para guardar algunas pertenencias. Lo más recomendable es guardar todo en ellos y no dejarlo en el espacio de la mini caravana sin guardar, ya que pueden ir moviéndose en el camino y llegar a romperse o generar un desorden innecesario.


3. Planificar todas las paradas del viaje